Home Adelgazar
Es un servicio gratis del portal Por Mi    
Inicio  
Dieta adelgazar JV  
Productos adelgazar  
Consejos y reportajes  
Recetas de adelgazar  
Alimentacion sana  
Vida sana  
Cocinar a la brasa  
Sabemos lo que comemos  
Ser feliz comiendo  
Obesidad infantil  
Gripe aviar  
Gripe A porcina  
Evitar intoxicaciones  
Higiene en la cocina  
Salud natural  
Obesidad  
Los alimentos  
Ejercicios para bajar peso  
Nuestro foro  
¿Sabías que...?  
Noticias sobre adelgazar  
Contactar  
   
Publicidad  
 

Si deseas encontrar algo en internet, aqui te ayudamos
google
Búsqueda personalizada

Ser felices comiendo Felicidad y comer dietas Adelgazar

¿Puede estar la felicidad dentro de una fruta? No existen los milagros, pero hay dietas emocionales que nos hacen sentir bien y alimentos que nos deprimen.
En que consistirá tu comida de tu próximo cumpleaños? Pues si eres de los que prefieren el pavo, es muy probable que tras comértelo seas un poco más feliz.
Y no porque este año ese cuñado tan pesado se vaya a quedar en su casa, sino porque este alimento es muy rico en triptófano, un aminoácido que, según los científicos, estimula la producción de serotonina.

Ser felices comiendo Felicidad y comer dietas Adelgazar

frutas felicidad de comer dietas adelgazar
La doctora Pilar Senpau, colaboradora de la Fundación Instituto Española de Oncología y experta en nutrición y cerebro, lo explica a la perfección, todos nosotros tenemos unos neurotransmisores esenciales para la actividad cerebral, que necesitan a su vez de una materia prima que está en los alimentos.
La serotonina, un neurotransmisor, necesita el triptófano, un aminoácido esencial, para funcionar. Pero nuestro cuerpo no lo fabrica, así que para obtenerlo tenemos que comer alimentos que lo contengan aunque estemos haciendo una dieta para adelgazar.
¿Y para qué necesitamos la serotonina? Pues como seguramente ya sabes, cuando este neurotransmisor abunda en nuestros circuitos neuronales se da una sensación de bienestar que nos hace sentir más felices y relajados.
Tal es la relación entre estas dos sustancias que, según una investigación publicada en la revista Psiquiatric Biology, una ingesta suficiente de alimentos con triptofano podría sustituir a antidepresivos en un tratamiento psiquiátrico. No en balde, el Prozac y compañía son estimuladores artificiales de esta misma sustancia.

Ser felices comiendo Felicidad y comer dietas Adelgazar

Y no solo eso, además de hacernos sentir bien, la serotonina compensa la acción de otros neurotransmisores malos, como la noradrenalina, asociada al miedo y la violencia. Así que, existen alimentos que nos pueden hacer más felices que otros.
Además de en el pavo, encontraremos triptofano en el aguacate, el plátano y el queso. Lo que pasa es que la serotonina, para entrar en el cerebro, necesita azúcares. Cuando queremos adelgazar debemos tener en cuenta esto, por eso, cuando estamos nerviosos lo primero que hacemos es acudir a alimentos que tengan hidratos de carbono, para que rescaten el triptófano que tenemos vagando por nuestra sangre y lo lleven hasta el cerebro, donde se convertirá en serotonina.
Esto explica por qué la directora del Programa de Salud de la Mujer del Massachusetts Institute of Technology (MIT), Judith Wurtman, basa su Dieta del Poder de la Serotonina en la ingesta de carbohidratos como ingrediente indispensable para ser feliz.
Toda su teoría está fundamentada en los resultados de investigaciones llevadas a cabo por su esposo, Richard, neurólogo e investigador del Departamento de Cerebro y Ciencias Cognitivas del MIT. Según estos estudios, no todos los carbohidratos tienen la misma eficacia a la hora de fabricar serotonina. Los que llevan almidón, como las patatas y la pasta, y los dulces, como la miel, son los más eficaces. Pero nunca deben ser ingeridos con proteínas, (igual que se divulga en nuestra dieta para adelgazar) porque la mezcla anula la producción de serotonina. Y es que los carbohidratos no producen exactamente este neurotransmisor; solo son su transporte hasta el cerebro.
Los azúcares y los hidratos de carbono son el vehículo que utiliza el triptofano incluido en algunos alimentos para llegar hasta el cerebro y convertirse en serotonina.
Por ejemplo, el queso tiene mucho triptófano, pero también lleva otro aminoácido que se llama fenilalanina y que ayuda a la fabricación de dopamina, el neurotransmisor que nos impulsa a hacer cosas y seguir adelante. Pues una vez que entran en la sangre, solo uno de los dos puede entrar en el cerebro y, sin ayuda, siempre será la fenilalanina la que llegue antes. Así que hay que poner un anzuelo para que llegue el triptófano. Y el más eficaz es el azúcar", explica Senpau.
Por eso, Wurtman dice que la miel produce serotonina, pero en realidad, si antes no hemos comido queso, el triptófano no estará en la sangre y no habrá nada que convertir.

Web interesantes
Contactos
El tiempo
Portal Web
España
Restaurantes España
Turismo Rural
Anuncios

• Portal web alojado en JVS-Networks y mantenimiento Seo por JVS

Registro de dominios

Alojamiento Web
 
Por Mi

Redsat

.